15 Películas De Terror Gay desde ‘The Craft’ hasta ‘Hellraiser’ – Todo el mundo conoce “Pesadilla en Elm Street 2”, pero el deseo queer y el terror han ido de la mano desde los inicios del género.

Una justificación más allá de mirar en Halloween de ver Películas De Terror Gay

Al igual que su prima de género, la ciencia ficción, las películas de terror han utilizado durante mucho tiempo los terrores sobrenaturales como sucedáneos de los miedos de la vida real.

Aunque algunas películas anteriores incluyen temas abiertamente “queer”, todo pasó a la clandestinidad a partir del código Hays, y continuó incluso mucho después.

Durante mucho tiempo, los temas queer tuvieron que permanecer justo debajo de la superficie, a menudo ocultándose a plena vista.

Siendo atrevidos en otros aspectos, los cineastas de terror fueron algunos de los que mejor integraron los temas queer en sus obras.

Esta es la lista que hemos preparado de Películas De Terror Gay

Nuestra lista está orientada a crear en tu lectura la capacidad ver más allá de las plataformas de streaming y de los últimos éxitos de taquilla.

“Pesadilla en Elm Street 2: La venganza de Freddy” (1985)


La película de terror con el código más famoso de los últimos 35 años, este ejemplo obvio escribió el libro sobre el subtexto queer.

La primera secuela de lo que se convertiría en una extensa franquicia, “Pesadilla en Elm Street 2: La venganza de Freddy” fue un notorio fracaso antes de ser reclamada por el público queer para alcanzar el estatus de culto del que goza hoy en día.

El personaje de Jesse, interpretado por Mark Patton, ha sido calificado como la primera reina del grito masculina, y su posesión por parte de Freddy Krueger una clara metáfora del deseo queer.

¡Para profundizar en los temas queer de la película y en el efecto de la misma en Patton, véase el documental “Scream, Queen! Mi pesadilla en Elm Street”.


“Entrevista con el vampiro” (1994)


Siendo la más importante en cuanto a la literatura llevada al cine en el formato de Películas De Terror Gay o Homoeróticas.

Es otra película tan a menudo llamada “queer” que sorprende saber que en realidad nunca se dijo explícitamente, el horror romántico gótico de Neil Jordan empareja a los jóvenes Brad Pitt y Tom Cruise como dos vampiros en una intensa relación de por vida.

“Lestat y Louis tienen una relación. Se pelean por otro hombre. Y coparticipan en la crianza de un hijo juntos”, dijo el guionista de terror Michael Varrati.

En muchos sentidos, ‘Interview’ es la película gay de mayor éxito comercial de todos los tiempos.

De hecho la mayoría del público ni siquiera se dio cuenta de que estaba viendo una película gay.

Con los rumores de que un nuevo corte del director podría incluir una escena de sexo entre Pitt y Cruise, la condición de gay codificado de la película podría ser pronto una reliquia del pasado.


“The Babadook” (2014)


Una de las mejores historias cinematográficas de la década tiene que ser la salida del ominoso coco de Jennifer Kent de “The Babadook”.

Un glorioso ejemplo del poder del fandom queer para reclamar piezas queridas de la cultura pop.

  • Una habilidad que hemos perfeccionado al ser ignorados durante tanto tiempo, la figura del Babadook comenzó a aparecer en los eventos del Orgullo en 2016, y su estatus de culto queer solo ha florecido desde entonces.

El monstruo de Kent fue escrito como una alegoría de la enfermedad mental, pero su hogar en el armario y su sombrero de copa y capa de estilo pomposo fueron todo lo que los maricas necesitaron para reivindicarlo.

“The Covenant” (2006)


Con tomas sin camisa de Sebastian Stan (“Avengers: Endgame”), Taylor Kitsch (“Friday Night Lights”) y Chase Crawford (“Gossip Girl”), “The Covenant” es básicamente la versión para chicos de “The Craft”.

La película sigue a un grupo de adolescentes de una prestigiosa escuela preparatoria de Nueva Inglaterra que pertenecen a un antiguo pacto mágico que les dota de poderes sobrenaturales.

  • Aunque tienen romances con chicas, la forma en que la cámara cosifica los cuerpos masculinos en la pantalla, junto con el reparto de cuatro tías buenas con cara de bebé y con cortes de pelo de la época de 2006, ha hecho que la película se considere queer.

Teniendo en cuenta que fue notoriamente rechazada por la crítica, “The Covenant” tendrá todos los fans que pueda conseguir.

Drácula de Bram Stoker (1992)


En su versión del clásico cuento de vampiros.

Francis Ford Coppola da rienda suelta a la sexualidad que siempre estuvo al acecho en el “Drácula” original de Bram Stoker con un colorido suntuoso y unas imágenes deliciosas.

Algunos han observado temas maricones incluso en el original de 1931, concretamente a través de las amantes del conde Drácula, que Coppola hizo mucho más explícitos con los mismos personajes, haciendo que las sensuales amantes fueran bastante abiertamente bisexuales.


La novia de Frankenstein” (1935) – El Rey por antigüedad de los villanos de las Películas De Terror Gay

La clásica secuela de “Frankenstein” tiene mucho subtexto queer, principalmente en la relación entre el doctor Frankenstein y su mentor, el doctor Pretorius.

“Se escapan juntos, literalmente, en la noche de bodas de Frankenstein.

No cabe duda de que este subtexto fue colocado intencionadamente por el cineasta gay James Whale en una época en la que este tipo de contenido estaba prohibido”.

Afirma Varrati


“Nightbreed” (1990)

Prolífico y exitoso escritor de ficción de terror que se pasó a la dirección para adaptar él mismo su obra, el cineasta gay declarado Clive Barker es responsable de dos de las películas de esta lista, “Nightbreed” y “Hellraiser”.

El plot sigue a un hombre del que se sospecha erróneamente que es un asesino en serie y que encuentra la aceptación de un grupo de marginados e inadaptados conocidos como los “Nightbreed”.

Al tratar de identidades alternativas y enfermedades mentales incomprendidas, “Nightbreed” puede leerse fácilmente como una narración de salida del armario.

En palabras de Varrati, la película trata de “encontrar la comunidad a la que uno pertenece cuando el mundo te rechaza”.


“Hellraiser” (1987) La reina de las Películas De Terror Gay


Con mucho más éxito de crítica que “Nightbreed”, el debut de Barker como director dio lugar a una franquicia de terror de gran éxito que incluye diez películas de “Hellraiser”.

Y todo empezó con el original, que suele leerse como una celebración de la alteridad y las sexualidades alternativas.

Es obvio para cualquiera que esté familiarizado con la comunidad del cuero, Barker ha dicho en entrevistas que su inspiración para el aspecto distintivo de los cenobitas, que van ataviados con cuero negro y cuyo líder está adornado con alfileres por toda la cabeza, provino de las experiencias de Barker en clubes de sadomasoquismo clandestinos.


“The Haunting” (1963)


La exitosa novela de terror de Shirley Jackson “The Haunting of Hill House” ha dado lugar a innumerables adaptaciones a la pantalla.

Algunas más exitosas que otras. Más recientemente, la adaptación episódica de Netflix convirtió al personaje de Theodora en una lesbiana playboy, convirtiendo astutamente sus habilidades empáticas en una metáfora del miedo al compromiso. (¿Te suena a tu ex?)

En la aclamada versión de Robert Wise de 1963, el romance entre Theo y Eleanor solo tenía que insinuarse, aunque durante mucho tiempo ha desconcertado y fascinado a los fans de la película.

Interpretadas por Julie Harris y Claire Bloom, una de las escenas más famosas de la película muestra a las mujeres agarrándose las manos con miedo antes de darse cuenta de que en realidad era un espíritu.


“La última casa a la izquierda” (1972)

La provocativa película de sexpolitación de Wes Craven es uno de los primeros ejemplos de fantasía de venganza por violación, un tropo común que recientemente ha sufrido una muy necesaria reinvención y reivindicación por parte de las mujeres cineastas.

  • El controvertido debut de Craven como director fue un gran éxito de taquilla, aunque los críticos de la época no pudieran superar las representaciones extremas de la violencia sexual.

En una actuación salvaje, Jeramie Rain interpreta a la mujer desquiciada e intensa que ayuda a atraer a las dos jóvenes víctimas hacia su muerte.

Sin embargo, los temas maricones se vuelven bastante explícitos cuando las víctimas son obligadas a realizar actos sexuales entre ellas.

Una pausa Lesbiana


“Les Diaboliques” (1955)

Este thriller psicológico francés sigue la intensa relación entre dos mujeres que conspiran para matar a un hombre: una está casada con él y la otra es su amante.

Dirigida por Henri-Georges Clouzot, que arrebató los derechos a Alfred Hitchcock, la película fue un enorme éxito en Francia y su remake en Estados Unidos.

La película ha sido comparada con “Psicosis”, y Robert Bloch, autor de la novela de “Psicosis”, la calificó en una ocasión como su película de terror favorita.

El entorno del internado, el sugerente diseño del vestuario y la estrecha amistad entre las dos mujeres principales contribuyen a hacer de “Les Diaboliques” una película de código queer.

  • “Nunca se dice explícitamente que sean maricas, pero la implicación es amplia y clara”, dice Varrati.

The Craft” (1996)

Ah, “The Craft”, responsable del despertar de las primeras inquietudes sexuales de muchos adolescentes bicuriosos. Tanto si fantaseabas con la idea de montar un aquelarre de brujas, como si te gustaba la estética punk de Fairuza Balk (El más refinado de los conceptos a la hora de hacer la lista de Películas De Terror Gay), o simplemente te gustaba Neve Campbell, “The Craft” te cubría.

De hecho, es tan querida por las mujeres queer que es difícil creer que no haya nada explícitamente gay en “The Craft”. Bueno, excepto el tema de la brujería. Y el lápiz de labios de Fairuza Balk.


“Fear No Evil” (1981)

Repleta de una clásica escena de acoso en la ducha, que lleva a un beso forzado entre personas del mismo sexo, “Fear No Evil” sigue a un adolescente que se da cuenta de que es el Anticristo y debe luchar contra dos demonios femeninos.

Además de la objetivación del cuerpo masculino por parte de la cámara, la película presenta un empalamiento bastante fálico mediante un crucifijo, y viste al Hijo de Satán con un vaporoso vestido de Bob Mackie.


“Cat People” (1942)

Aparte del hecho de que no hay ningún grupo más asociado con el término “gente de los gatos” que las lesbianas, este clásico de terror de la época del código Hays es uno de los primeros ejemplos de marcadores establecidos de “otredad” que se convierten en la abreviatura de lo que es.

Dirigida por Jacques Tourneur, “Cat People” cuenta la historia de una mujer que cree descender de una raza de personas que se transforman en panteras cuando se excitan sexualmente o se enfadan.

  • El miedo a que se descubra su identidad reprimida.

Así como su resistencia a comprometerse con un matrimonio heteronormativo, hicieron que los temas queer de “Cat People” fueran bastante claros en su época.


“Fright Night” (1985)

“Desde el hecho de que el vampiro principal tiene un sirviente que vive en su casa (¡y su tapadera es que conservan antigüedades juntos!)

Hasta un momento muy conmovedor en el que Jerry Dandridge (Chris Sarandon) se relaciona con Ed (Stephen Geoffreys) como alguien que tiene miedo y es un extraño”, escribió Varrati sobre los temas queer en “Fright Night”.

Además, “Fright Night” es el primer largometraje del director Tom Holland, que también dirigió la deliciosa y campechana “Child’s Play”, otra franquicia de terror muy apreciada por el público queer.