La homofobia se refiere a diversas actitudes negativas hacia los individuos homosexuales que pueden expresarse a nivel individual, cultural e institucional.

Aunque la homofobia ha evolucionado a lo largo de la historia, sigue teniendo un impacto negativo importante en aquellos que son los desafortunados objetivos del desprecio, los prejuicios y la violencia.

Común a la comunidad

En sí mismo suena como el miedo a la homosexualidad o a los que se identifican como LGBTQ+, es más indicativo de las personas que tienen aversión a otros que pertenecen a la comunidad gay.

Homofobia hacia grupos específicos

Tradicionalmente la homofobia se ha aplicado solo a quienes se consideran lesbianas u homosexuales, el término se extiende también a las personas bisexuales y a los transexuales y transgéneros.

Sin embargo, también existen términos específicos relacionados con diferentes tipos de individuos LGBTQ+ que reflejan orientaciones específicas.

Lesbofobia

La lesbofobia se refiere a la homofobia dirigida a las lesbianas (mujeres que se sienten atraídas por mujeres).

Bifobia

La bifobia se refiere a la homofobia dirigida a los individuos bisexuales (individuos que se sienten atraídos por personas de ambos sexos, ya sean considerados hombres, mujeres, no binarios, trans, etc.)

En general, basándose en que la homofobia varía según diversos factores sociales y culturales, parece provenir de la ignorancia o del miedo irracional a lo desconocido.

Historia

El término homofobia es una frase relativamente nueva (en el curso de la historia) y fue introducida por primera vez por el psicólogo George Weinberg en la década de 1960. Sin embargo, el concepto de homofobia se remonta a la antigua Grecia, que es la época en la que se consideró por primera vez en la cultura común.

En 1973, la Asociación Americana de Psiquiatría tomó la decisión de eliminar la homosexualidad como trastorno mental diagnosticable. Más tarde, en 1992, la APA emitió la siguiente declaración:

“Considerando que la homosexualidad per se no implica ningún deterioro del juicio, la estabilidad, la fiabilidad o las capacidades sociales o vocacionales generales, la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) hace un llamamiento a todas las organizaciones internacionales de salud, organizaciones psiquiátricas y psiquiatras individuales de otros países para que insten a la derogación en sus propios países de la legislación que penaliza los actos homosexuales realizados por adultos con consentimiento en privado. Además, la APA hace un llamamiento a estas organizaciones e individuos para que hagan todo lo posible por disminuir el estigma relacionado con la homosexualidad dondequiera y cuandoquiera que se produzca.”

AAP – 1992 – USA

Causas

Hay varias causas potenciales de la homofobia. Para algunas personas puede haber una causa clara, como su origen religioso, mientras que otras pueden no ser conscientes de la causa de su homofobia (o incluso de que son homófobas).

Religión

Hace tiempo que la religión puede ser una causa de homofobia. Algunas religiones enseñan que la atracción homosexual es inmoral o un pecado. Por esta razón, quienes se adhieren a estas religiones crecerán con esto como su entendimiento cultural. Este tipo de aprendizaje temprano puede ser difícil de cambiar.

Deseos reprimidos

Se ha investigado la idea de que las personas que practican la homofobia pueden tener deseos homosexuales reprimidos. En un conocido estudio realizado en la Universidad de George en 1996, se determinó que los individuos que expresaban más homofobia mostraban una mayor respuesta eréctil al ver imágenes sexuales explícitas que los que no expresaban actitudes homófobas.

Este resultado se empleó para argumentar que la homofobia puede reflejar un encubrimiento de deseos interiorizados. Esto también se ha utilizado para explicar por qué algunos líderes religiosos pueden ser públicamente homófobos, pero luego se revela que han participado en actos homosexuales.

Factores culturales

En un estudio realizado en 2019, se determinó que la homofobia variaba en función de los siguientes factores: edad, etnia, zona geográfica, raza, sexo, clase social, nivel de educación, religión e identificación partidista. Esto indica que existen múltiples causas potenciales de la homofobia y que debemos tener en cuenta todos los factores a la hora de diseñar campañas de sensibilización.

Factores institucionales

Se ha argumentado que existe una competencia por el poder y que la homofobia es una forma de que el grupo mayor oprima y cree un desequilibrio de poder para las minorías. En otras palabras, el grupo dominante no desea renunciar a sus privilegios, por lo que crea normas sociales que son omnipresentes e indican lo que es aceptable y lo que no.

Tipos

Se han identificado y etiquetado varios tipos de homofobia a medida que los investigadores tratan de comprender este fenómeno psicológico. Los principales tipos que se han categorizado comúnmente incluyen los siguientes cuatro tipos diferentes.

Homofobia interiorizada

La homofobia internalizada se refiere a la homofobia que se dirige a uno mismo. Este tipo de homofobia puede surgir de algunas situaciones diferentes y puede ser la más autodestructiva desde un punto de vista internalizado.

Te identificas como LGBTQ+, pero te sientes avergonzado de tu sexualidad

La primera situación es aquella en la que tú mismo eres una persona que se identifica como LGBTQ+, pero que ha interiorizado la homofobia proyectada sobre ti por otros individuos o por la sociedad.

En este caso, es posible que no creas que mereces los mismos privilegios que los heterosexuales, o que te conformes con aceptar menos de lo que mereces.

Por ejemplo, puede que te sientas incómodo cogiendo a tu pareja de la mano o besándola en público, a pesar de que es un privilegio que disfrutan las personas heterosexuales sin pensarlo dos veces.

Te identificas como LGBTQ+ pero ignoras tu sexualidad

La segunda situación de homofobia interiorizada implica a una persona que ha experimentado una atracción por el mismo sexo, pero que ha reprimido esa atracción porque la considera inaceptable (por el motivo que sea).

Por ejemplo, una persona criada en una familia en la que la homosexualidad no era aceptada por razones religiosas puede optar por ignorar su preferencia y vivir la vida como un individuo heterosexual.

Homofobia interpersonal

La homofobia interpersonal se refiere a la homofobia que tiene lugar entre individuos. Las personas que practican la homofobia interpersonal lo hacen basándose en los prejuicios que tienen con respecto a la orientación sexual y que les hacen experimentar sentimientos de incomodidad o aversión hacia los individuos.

Por ejemplo, una persona puede experimentar el rechazo de un pariente en particular cuando esa persona se entera de su orientación sexual. La homofobia interpersonal también puede manifestarse en el lugar de trabajo, ya sea en forma de discriminación por parte de los superiores o de actitudes hostiles o despectivas por parte de los compañeros de trabajo. Lo mismo puede decirse de un estudiante que puede experimentar la homofobia en el aula o en el campus universitario.

Por último, la homofobia interpersonal también puede manifestarse de forma más discreta.

Por ejemplo, puedes ser buen amigo de alguien, pero esa persona puede tratarte de forma diferente debido a tu orientación sexual. u

Un amigo puede compartir abiertamente los detalles de su relación heterosexual contigo, pero luego no querer escuchar los detalles de tu relación.

Homofobia institucional

La homofobia institucional se refiere a la homofobia que se origina en instituciones, organizaciones, gobiernos, empresas, etc.

Este tipo conduce a la discriminación a través de la aplicación de políticas, la asignación de recursos y la protección de los derechos de manera que pone a las personas con una orientación no heterosexual en desventaja.

Un Ejemplo

Una empresa de fotografía que se niega a hacer fotos de boda a clientes homosexuales estaría incurriendo en homofobia y discriminación.

Una ley que prohíbe el matrimonio entre dos personas del mismo sexo es otro ejemplo de homofobia institucionalizada.

Homofobia cultural

La homofobia cultural se refiere a la homofobia que se transmite a través de la cultura popular en forma de normas y estándares sociales que refuerzan la idea de que todos los individuos deben tener una orientación heterosexual.

Por ejemplo, los programas de televisión, los anuncios de las revistas y las películas tienden a presentar personajes y modelos mayoritariamente heterosexuales.

Señales

¿Te preguntas cómo es la homofobia o si tú mismo podrías ser homófobo? A continuación te presentamos algunas señales que debes buscar. Lo cierto es que muchas personas son homófobas sin darse cuenta de ello. En cierto modo, esto es similar a cómo la gente puede tener prejuicios raciales subconscientes.

Utilizas la religión para condenar a la comunidad LGBTQ+

Puedes ser homófobo si utilizas tu religión para argumentar que los LGBTQ+ no merecen los mismos derechos básicos que los demás.

Estás en contra del desfile del orgullo gay

Puedes ser homófobo si argumentas en contra de la necesidad de manifestaciones como el Desfile del Orgullo Gay.

Por ejemplo, algunas personas pueden argumentar que no hay necesidad de un Desfile del Orgullo Gay cuando no hay un desfile del orgullo heterosexual. Esto ignora el hecho de que un grupo está marginado y reprimido y lucha por el reconocimiento y los derechos humanos básicos. Hacer esto es similar a decir “All Lives Matter” en respuesta a “Black Lives Matter”.

Si eres hombre y evitas hacer cosas que te hagan “parecer gay”

Si eres un hombre y tienes miedo de hacer ciertas cosas que son tradicionalmente vistas como femeninas, por miedo a parecer “gay”, entonces puedes ser secretamente homofóbico.

Esto incluye tal vez hacer declaraciones elogiosas a otros hombres mientras sigues tu cumplido con la frase “no homo”.

No reconoces el comportamiento homófobo

Puedes ser homofóbico si te niegas a defender los derechos de los homosexuales o a hablar cuando alguien está actuando de manera homofóbica.

Esto es similar a negarse a reconocer o apoyar el movimiento Black Lives Matter por miedo a ofender a la gente o a vincularse con el movimiento.

Impacto

Los diferentes tipos de homofobia pueden tener varios efectos en las personas LGBTQ+. A continuación se indican algunos de los efectos más comunes:

  • Vergüenza interiorizada y represión de su orientación sexual
  • Creer en estereotipos negativos de LGBTQ+ sobre uno mismo
  • Negar o ignorar tu orientación sexual
  • Ser víctima de la opresión, la discriminación, los insultos, la violencia y los abusos
  • Depresión y un mayor riesgo de suicidio (especialmente en personas jóvenes)
  • Aumento del estrés y falta de apoyo social
  • Ansiedad social por el miedo a encontrarse con personas homófobas
  • Rechazo de los demás (familia, amigos o compañeros de trabajo)
  • Dificultad para obtener una cobertura sanitaria adecuada y servicios de calidad
  • Imposibilidad de casarse en función de la legislación
  • Impacto negativo en los ingresos y el empleo

Cómo reducir la homofobia

¿Le interesa conocer las diferentes formas de reducir la homofobia en su comunidad, dentro de su organización, entre sus amigos y familiares, o incluso dentro de usted mismo?

¿O se pregunta qué esfuerzos existen ya para combatir la homofobia a nivel nacional o internacional? A continuación te presentamos algunas cosas que podrías hacer para ayudar y también iniciativas que debes conocer.

  • Homofobia institucional

Participar en el activismo político, como asistir a protestas o firmar peticiones

Concienciarse de las cuestiones relacionadas con la legislación y la homofobia y participar en el activismo político relacionado con esas cuestiones

Anima a los colegios e institutos a que enseñen a los estudiantes sobre figuras históricas destacadas que eran homosexuales para promover la comprensión y la inclusión

Denunciar la discriminación que encuentres en las empresas

  • Homofobia cultural
  • Participar en actos como el Desfile del Orgullo Gay para concienciar sobre las diferencias y la importancia de la aceptación

Difundir la homofobia compartiendo campañas en los medios de comunicación

Si estás en posición de crear medios de comunicación, asegúrate de incluir imágenes que reflejen las distintas orientaciones sexuales

  • Homofobia interpersonal

Publica en las redes sociales sobre celebraciones importantes como el Día Internacional contra la Homofobia (el primer día fue el 17 de mayo de 2005)

Si es usted padre o madre, comprenda el papel que desempeña el acoso escolar en la difusión de la homofobia y enseñe a sus hijos a tratar a los demás

Esté dispuesto a escuchar y aprender sobre las experiencias de los miembros de la comunidad LGBTQ+.

Esté abierto a comprender los retos a los que se enfrentan diariamente los miembros de la comunidad LGBTQ+. Comprende que sus experiencias son diferentes a las tuyas y que se enfrentan a problemas diferentes a los tuyos

  • Si eres profesor o funcionario escolar, promueve un entorno escolar positivo que fomente el respeto hacia todos los alumnos

Incluir información relevante para los estudiantes LGBTQ+ cuando se discutan cuestiones de salud u otros temas relevantes en la escuela

  • Denuncia el acoso y pide ayuda si crees que tú o alguien más está en peligro
  • Homofobia interiorizada

Asegúrate de que tienes un sistema de apoyo social fuerte para ayudar a combatir el impacto de la homofobia. Rodearte de personas que te quieren y te comprenden te ayudará a reforzar tu confianza en ti mismo.

  • Trabaja en tu autoestima y pasa tiempo con personas que te hagan sentir cómodo siendo quien eres, en lugar de aquellas que esperan que te comportes de una manera que les haga sentir cómodos

Cómo hacer frente a la homofobia

¿Cómo puedes enfrentarte a ser víctima de la homofobia? A continuación te ofrecemos algunos consejos para ayudarte a gestionar las reacciones de los demás y a responder de forma que se fomente la comprensión en lugar de la división.

Encuentra un sistema de apoyo

Siempre es importante encontrar personas que te apoyen y te quieran por lo que eres. Si tus amigos y tu familia no te apoyan, considera la posibilidad de unirte a un grupo de apoyo (local o en línea) para conocer a otras personas que pasan por las mismas luchas que tú.

Desafía las creencias homófobas

Aunque es más fácil decirlo que hacerlo, intenta eliminar las ideas negativas sobre ti mismo y no te creas los estereotipos que te perjudican a ti y a tu autoestima.

Si te enfrentas a la homofobia dirigida a ti por alguien que afirma que su religión lo prohíbe, puedes optar por intentar compartir diferentes perspectivas.

Por ejemplo, puedes hablar de las religiones que promueven la aceptación plena y la inclusión o hablar de que solo quieres tener los mismos derechos y privilegios que las personas heterosexuales.

Considera la posibilidad de ir a terapia

Si la homofobia ha tenido un efecto negativo en tu salud mental, considera la posibilidad de acudir a un profesional de la salud mental, como un psicólogo o consejero, que pueda ayudarte a desarrollar estrategias de afrontamiento.

Habla cuando te maltraten

Si alguien te dirige comentarios homófobos, evita ponerte a la defensiva. En su lugar, intenta responder de forma positiva para no rebajarte a su nivel (por así decirlo). Si responder positivamente te parece demasiado esfuerzo, puedes optar por alejarte de la situación o de la persona.

  1. Si se trata de una persona de la que no puedes alejarte por alguna razón (por ejemplo, un miembro de la familia, un profesor, un compañero de clase), busca a una persona con autoridad y cuéntale lo que está pasando. Los insultos homófobos se consideran acoso o abuso y no deben tolerarse.
  1. Si alguien te ha hecho sentir incómodo con sus comentarios, pero crees que no es consciente de su homofobia, considera la posibilidad de compartir con él cómo te afectan sus palabras. Hablar abiertamente de tus sentimientos puede ayudarles a darse cuenta del impacto que están teniendo, sin necesidad de enfadarse o enfrentarse.

Conoce a los miembros de la comunidad LGBTQ+

  1. Si eres la persona que intenta enfrentarse a su propia homofobia, considera la posibilidad de conocer a una persona LGBTQ+ a nivel personal.
  1. Cuando una persona deja de ser un estereotipo y en su lugar se ve como un individuo, será más difícil que te aferres a suposiciones negativas incorrectas.

Argumentos contra la homofobia

¿Buscas algunos buenos argumentos contra la homofobia para la próxima vez que alguien exprese esta opinión?

Aquí tienes algunos argumentos que debes tener en cuenta. Recuerda que probablemente no harás que alguien cambie de opinión con una sola conversación, pero si sigues hablando con él, puede que acabes por cambiar algunas de sus antiguas creencias.

A veces nos aferramos a las creencias debido a las tradiciones. La idea de que el matrimonio debe ser solo entre un hombre y una mujer es una tradición y nada más. En cambio, el matrimonio debería consistir en unir a dos personas que están enamoradas.

Cuando alguien argumenta que su religión se pronuncia en contra de la homosexualidad, se puede argumentar que la religión ha promovido muchos otros actos (por ejemplo, la esclavitud) que hoy ya no se consideran aceptables.

El concepto de que la homosexualidad no es natural no significa que sea necesariamente mala. Muchas cosas pueden ir en contra de lo que tradicionalmente vemos como natural, pero si no hacen daño a nadie, entonces deberían ser aceptadas.

Unas palabras de EstarPorAhi 

Tanto si eres víctima de la homofobia como si te preocupa la forma en que la homofobia afecta a los demás, hay medidas que puedes tomar para mejorar tu situación. Sepa que no está solo y que el cambio puede producirse tanto a nivel individual como a nivel comunitario, institucional y cultural.

Aunque el cambio puede llevar más tiempo del que te gustaría, es cierto que cada paso hacia la inclusión y la aceptación supone un paso para alejarse del odio, la violencia, el desprecio, la ira y la desigualdad.

Una vez que te comprometas a formar parte de la solución en lugar de ser parte del problema (ya sea interiorizado, interpersonal, institucional o cultural), empezarás a apreciar cómo incluso el acto más pequeño puede marcar la diferencia.

Habla Posterer

Aunque todo el mundo se ha criado con una ética y una moral diferentes, cuestionar el statu quo y pensar por ti mismo refleja un mayor nivel de comprensión y aprecio por el hecho de que todo el mundo merece vivir su vida sin miedo por el simple hecho de ser ellos mismos.

La homofobia es lo que se interpone en el camino de muchos individuos para hacer algo tan simple como eso y el primer paso hacia el cambio es darse cuenta de ese hecho.

Dr. Fernd Posterer – UCLA – 2016

Te dejamos un video que hemos creído puede sacudirte y mirar más allá de lo que aun leyendo este artículo crees que es poco importante.