¿Cuál es la diferencia entre sexo y género? Por qué no se puede asumir la identidad de género de una persona


¿Cuál es la diferencia entre sexo e identidad de género, exactamente? Tanto si quieres repasar tus conocimientos como si te estás cuestionando tu identidad de género, aquí encontrarás las respuestas.

Históricamente, el sexo y el género se han utilizado indistintamente, pero eso no significa que sean lo mismo.

“No sabemos cómo medir el género”, escribió en Stanford Medicine Marcia Stefanick, directora del Centro de Mujeres y Diferencias Sexuales de Stanford.

“El sexo se asigna generalmente al nacer…., tras lo cual se asume una amplia gama de diferencias biológicas, particularmente reproductivas, del sexo. Los individuos son entonces, por lo general, forzados a un modelo binario de género -con categorías masculinas y femeninas distintas- cuando las posibilidades son mucho más amplias y expansivas.”

A medida que la sociedad cisgénero empieza a debatir más abiertamente las cuestiones trans, la distinción entre sexo y género es importante para muchos. Es parte de la cultura queer de nuestros días.

Entonces, ¿qué es el sexo?


Cuando una persona nace, se le asigna un sexo basado en sus genitales externos. A las personas con pene se les asigna un sexo masculino al nacer, mientras que a las personas con vagina se les asigna un sexo femenino.

Algunos también se refieren a los cromosomas como marcadores del sexo. Normalmente (pero no siempre), las personas nacen con cromosomas XX o XY, que determinan su anatomía física, y se les asigna un sexo en función de estas características.

Esencialmente, los métodos utilizados para asignar el sexo se basan en el cuerpo de una persona, sin embargo, el sexo asignado no siempre determina con precisión la identidad de género.

¿Qué es el género?


El género se considera una percepción más personal e interna de uno mismo, que no puede limitarse a las características biológicas. Hay muchas mujeres que tienen pene, hombres que tienen vagina y personas no binarias con cualquiera de los dos genitales. El cuerpo y los genitales de una persona son asunto suyo.

En la mayor parte de la sociedad se utiliza el sexo asignado para asumir el género de una persona. A veces esto es incorrecto, y algunas personas crecen sintiendo una desconexión entre su sexo asignado y su verdadero género.

Esto se llama disforia de género, y es lo que experimentan las personas transgénero, incluidas las no binarias, cuyo género innato es diferente al sexo que se les asignó al nacer. Las personas cuyo sexo asignado coincide con su verdadero género se denominan cisgénero.

La incongruencia de género a menudo puede solucionarse mediante la transición médica, que es un camino que muchas personas trans eligen para aliviar su disforia de género. Sin embargo, no todas las personas trans eligen este camino, y la disforia de género se manifiesta de forma diferente en cada persona.

Algunas personas hacen la transición socialmente cambiando su nombre o presentándose de una manera diferente, lo que también puede ayudar a minimizar el estrés inducido por la disforia, pero, de nuevo, vale la pena subrayar que no hay una sola manera de ser trans.

Entonces, ¿qué significa intersexualidad?


A veces, las personas nacen con características reproductivas o sexuales que no coinciden plenamente con los marcadores sexuales masculinos o femeninos. Estas personas son intersexuales.

Los médicos suelen asignar un sexo a un bebé basándose en su aspecto exterior, por lo que las personas intersexuales suelen empezar su vida con una etiqueta de género binaria.

Por ejemplo, a algunos se les puede asignar el sexo femenino al nacer, pero tienen una anatomía y una estructura cromosómica típicamente “masculina” que no es visible desde el exterior de su cuerpo, o viceversa.

Este tipo de etiquetado puede dar lugar a que las personas intersexuales rechacen su género asignado en favor de una identidad que se ajuste más a sus cromosomas y/o que represente mejor su verdadero yo, pero no es el caso de todas las personas intersexuales.