La Bifobia, como  todas las fobias, se presenta desde el rechazo, el miedo y hasta el odio, que manifiestan algunas personas, hacia otros que se identifican a sí mismos como Bisexuales

Bifobia – sintomatología de la patología social

Estos sentimientos desembocan en acciones como la exclusión, el desprecio y tal vez la más común, la negación. 

Esta, en particular, también se puede manifestar como otras fobias endógenas o sea provienen del mismo  individuo.

Ha existido por mucho tiempo un afán en invisibilizar la bisexualidad, unos asegurando que es parte de un proceso, otros acusando que es una puerta más del closet de la aceptación, y otros simplemente afirmando que no puede existir. 

Criterios mayoritariamente manifiestos en el entorno de quienes acompañan el proceso de reconocimiento del individuo, incluyendo muchas veces a él mismo.

Bifobia – ¿Bisexualidad, mito o realidad?

Tratándose de que la bisexualidad se conceptualiza como la atracción emocional y/o erótica hacia ambos sexos. Esta es frecuentemente negada como una identidad legítima, incluso a lo largo de la historia queer. 

Por muchos años, invisibilizada y rechazada por muchos, hoy en día se le dedica investigación específica  en muchos centros de estudios sociales especializados, no solo con el registro de encuestas realizadas entre grupos de humanos,  sino también con experimentos sensoriales de respuesta al estímulo sexual, yendo más allá de la propia aceptación meramente consciente.   

Algunos resultados de estos estudios actualizados indican que hay un gran número de individuos de ambos sexos que se identifican como bisexuales y los hay en múltiples variantes, una minoría dentro del grupo aseguran ser bisexuales de punto medio.

Pero la experiencia arrojó que la mayoría de los que se identificaron como  bisexuales tienen en su inclinación  un ángulo preferente hacia alguno de los dos sexos, o sea:

Mujeres (Bi+M)

Mujeres (Bi+F) e igual en los varones,

Hombres (Bi+F)

H hombres (Bi+M). 

OMS

 Aparte, se registran algunos otros resultados interesantes para otros estudios. Por ejemplo, una pequeña minoría no responden a ningún estímulo erótico y claro, siguen existiendo los heteros absolutos y los homosexuales absolutos. 

Pero lo relevante de este estudio es dejar evidencia de la existencia real de la bisexualidad.

Bisexualidad, ¿el patito feo de la cultura queer?

Cada día se hace más amplio el espectro de las minorías reconocidas en la comunidad mundial basada en sus preferencias, orientación e identificación sexual; sin embargo, aun cuando aparece representada en las siglas LGBTQI+ que universalmente visibilizan a la comunidad gay y asociados, tal vez al grupo al que más le ha costado aceptación es precisamente al de los bisexuales.

Y no se trata solamente de la aceptación del propio individuo, es también la lucha con lo que pudiéramos clasificar entre una de las más comunes de las fobias endógenas que nace y se manifiesta desde adentro del movimiento gay, sus miembros y muchos bisexuales no asumidos.

Ellery Spyker es famosa por su podcast en la Escuela de Sociología de la universidad de California

Bifobia en frases

Frases recurrentes como “tienes que decidirte” “esto es solo una etapa”  “yo no creo en los bi”, “tú eres un homo que no se acepta” y tantas otras son señales claras de bifobia,  y de la intención de invisibilizar a ese componente de la comunidad, quienes al no conseguir apoyo de quienes pudiera considerar su grupo humano se siente como el patito feo de la cultura queer.

Muchas personas de la comunidad LGBTQ son bifóbicas y se salen con la suya solamente porque no son hetero ni cis”. – Ellery Spyker

Combatiendo la Bifobia

Te damos algunos tips para combatir la bifobia.

Edúcate, el conocimiento es la mejor herramienta. 

Sé empático, la empatía es una práctica consciente.

Respeta, cada uno sabe quien es, respeta la identidad de otros.  

Anímate, si es tu caso, usa el término Bi con naturalidad y prepara a tu entorno educándolo sutilmente hasta que des el paso de salir del closet.

Acepta, es el primer paso  

Solidarízate, apoya a aquellos que sean atacados por ser Bi.

Bisexuales en la historia queer

Hay montón de ejemplos de bisexuales en la historia queer, que vivieron parte de sus vidas tras las sombras producto de la bifobia o luchando contra ella y muchos otros que no han sido reconocidos como tales. 

Uno de los casos más destacados es el de la superestrella del rock Freddie Mercury, quien según su historia personal  ampliamente divulgada, mantuvo relaciones sentimentales e íntimas con hombres y mujeres, dejando evidencia clara de los profundos sentimientos que lo unieron a estas. 

Sin embargo, gran parte de la comunidad gay lo identifica y reclama como un homosexual absoluto, alegando que realmente lo unió a su conocida novia fue tan solo una gran amistad.

Cary Grant actor de cine del siglo XX uno de las grandes estrellas del Hollywood romántico, se casó 5 veces con hermosas mujeres y también vivió tórridos romances y relaciones estables con hombres como Orry Kelly y  Randoph Scott con quien vivió por más de 10 años; sin embargo, su condición bisexual fue un secreto a voces que nunca admitió y ocultó hasta su muerte.

Otro ejemplo del tortuoso camino que puede ser la bifobia endógena podemos verla representada por el actor Kit Connor en su personaje Nick de la fabulosa serie – heartstopper – quien en esta primera temporada lucha con sus sentimientos internos y el propio descubrimiento de  la que pudiera ser su verdadera preferencia sexual.

Así podemos hacer una larga lista de personajes bisexuales del siglo XX algunos asumidos, otros reconocidos como tales después de su muerte y muchos negados, aunque su historia los evidencia. 

Bisexuales del siglo XX, una lista reducida

  • David Bowie
  • Madonna
  • Marlon Brando
  • Frida Kahlo
  • Richard Avenon
  • Freddie Mercury
  • Alan Cumming
  • Randoph Scott
  • Isadora Duncan
  • Cary Grant
  • Pete Townshend
  • Channing Tatun